viernes, 12 de noviembre de 2010

Búsqueda...

Intentaba buscar su lugar en el mundo, ese mundo que ya no era el suyo. Sólo se encontraba bien cuando el universo le mandaba mensajes de que él había existido. Un banco donde habían conversado, una poesía que le había colgado en un post it, el viejo jersey de lana roída que ella había conservado. Ya no hallaba consuelo en las sonrisas de sus amigos, en el viento del otoño, en el ruido de las olas, en la luna menguante. Sólo se sentía ella misma cuando las pesadillas la despertaban de madrugada. Entonces cogía el coche y conducía por toda la ciudad escuchando canciones tristes de Radiohead mientras sus lágrimas empapaban su pena. Un día de octubre dejó de llorar por las mañanas. A la semana siguiente se colgó aquella bufanda preciosa con los colores de las hojas en otoño. Dejó de buscar señales de él, guardó el cd de Radiohead y caminó liberada por su nueva vida.

6 comentarios:

Yo dijo...

Preciosa entrada. Breve pero intensa. No sé cómo nos las arreglamos que siempre vamos por la vida buscando lo que ya no está o quizás nunca estuvo...

Totalmente identificada.

Besitos ^^

Yudith dijo...

Hola Milady! Muy bien por la protagonista, no se quedo enganchada y se libero! Besos

ardid dijo...

Te mando un abrazo gigante!!!!
Ole por esa fortaleza que demuestras y esa nueva luz que acompaña tus días. Bienvenida, como siempre.

Besos guapa!!

La terrible Fifi dijo...

Precioso...

Milady dijo...

Yo: Es cierto que hay veces que buscamos lo que nunca estuve y que bien sienta quitarselo en encima, como los árboles se quitan las hojas en el otoño.
Un besazo enorme

Yudith: Se liberó, se liberó. Un besazo enorme.

Ardid: Da gusto volver y ver que siempre hay gente maravillosa esperando. Un besazo.

Fifi: Como tú guapa. Muaks.

bruixot dijo...

Mejor borrón y cuenta nueva. Desprenderse de los recuerdos para poder andar un nuevo camino

Un besito