domingo, 30 de diciembre de 2007

Atardecer

Atardecer desde Boccadasse, Génova (Italia)
Hay momentos en la vida, en los que te gustaría parar el tiempo. Porque estás perfectamente a nivel anímico, porque lo que estás viviendo te encanta, porque seguramente si la felicidad existiese se parecería bastante a aquello que estás sintiendo, porque todo parece en su sitio, porque no hay más problemas de los habituales. Eso es lo que sentía cuando viví este atardecer. Si hubiera tenido un reloj mágico, habría detenido el tiempo. Y aún continuaría viendo esa puesta de sol.
*Y de acompañamiento Ottis Redding (en el lateral) con su "Sittin' on the dock of the bay".

4 comentarios:

EUCHY dijo...

Mi niña, gracias por tus deseos. Me alegra mucho que estés en un momento tan especial de tu vida... no se puede detener el tiempo pero puedes fijar los recuerdos en tu mente para siempre, que eso no te lo quita nadie! Felicidades para ti y tu familia, y que se multipliquen tus éxitos y alegrías el próximo año ♥

Yudith dijo...

Claro que puedes detener el tiempo y de hecho ya lo hicistes con esta fotografia!!!Que lindo!!! Feliz año 2008!!!

almena dijo...

Yo te deseo que el 2008 venga para ti cargado de momentos mágicos.
:)

Un besazo

Milady dijo...

Gracias a las tres por vuestros deseos. Besos.